4/5/10

La muerte


Es el fin y la culminación de la vida. El maravilloso final que como síntoma inequívoco confirma que se ha vivido. Algo que solo les ocurre a los demás. Algo que siempre y sólo, sufren los demás…los ataúdes con frecuencia, entierran más de un corazón. La muerte no es más que una carga para los vivos. Más dura de asumir que de padecer. Que se teme en la medida que se aprecia la vida… se vive en la medida que se teme a la muerte. Es el único remedio para todos los males. Es el yang de la vida sobre el que giran las religiones. Cobardes que inventan paraísos de vida eterna, llenos de ignorantes que sufren un miedo constante. La muerte puede ser una sorpresa, un regalo tal y como lo es la vida. La vida sólo es una sucesión de ocasiones para sobrevivir a la muerte. La muerte es el arte del dramatismo. A la que se asocia todo lo malo de la vida. Siendo la muerte necesaria para querer vivir, porque hay quien empieza a morir nada más nacer.

1 comentario:

Marieta dijo...

Gracias por el comentario, y por la recomendación (lo he visto con mucho retraso, como ves, ya que tengo el blog bastante abandonado, y mira que me jode...)

A mí me gusta el haiku porque es un antídoto contra la verborrea (oral y escrita), contra la costumbre de decir más de lo imprescindible (aunque no me da la impresión de que eso te pase a ti, y puede que sea una gran ventaja).

Me ha gustado pasarme por tu blog, te visitaré más a menudo.

Nos leemos